Antialgas acuario

ūüź† ÍNDICE DEL ARTÍCULO ūüź†

Si hay algo que puede causar temor a un amante de la acuariofilia es la aparición de algas en el acuario.

No solamente resultan antiestéticas y dan un aspecto desagradable, sino que si no logramos controlamos la situación, influirán negativamente en la salud de los peces y las plantas de nuestro acuario.

Algas en el acuario

Cuando aparecen las algas en el acuario significa que hay alg√ļn desequilibrio y debemos actuar r√°pido o en menos tiempo del que creemos ser√°n las due√Īas del acuario.

Para evitar que esto ocurra tenemos que llevar un control de la calidad del agua, ayud√°ndonos de los test para medir los par√°metros.

Mantener una buena limpieza en el acuario también ayudará a evitar la aparición de las algas.

Aunque hay muchas formas de mantener las algas bajo control, nunca está de más utilizar un antialgas que nos ayude en la tarea.

Pero aunque creamos que tenemos las algas bajo control, en acuarios.casa os recomendamos que, como norma general, utilicéis un antialgas.

Siempre es mejor prevenir que curar y algunas algas son muy difíciles de eliminar una vez que nuestro acuario sufre un ataque, por eso, actualmente encontramos en el mercado varios tipos de antialgas a nuestra disposición para ayudarnos en esta tarea.

antialgas acuario

Tipos de antialgas

Existen antialgas específicos para algas concretas, pero como en este caso lo vamos a usar de manera preventiva, lo mejor es elegir uno general para aplicarlo como una tarea más de mantenimiento. 

Normalmente, a pesar de todos los cuidados y medidas preventivas, aparecerán algas en nuestro acuario pero lo que tenemos que conseguir es tenerlas bajo control, en este caso no tenemos que preocuparnos. 

Cuando proliferan sin control, es cuando debemos preocuparnos y ponernos en marcha para solucionarlo lo antes posible. El problema es que las algas son plantas que por el día producen oxígeno pero por la noche lo consumen.

Si hay muchas algas en nuestro acuario, por la noche pueden dejar el oxígeno en un parámentro peligroso para el resto de nuestros habitantes.

Durante el día, si las exponemos a la luz van a consumir dióxido de carbono y puede que provoquen un aumento extremo en el nivel de pH, pudiendo convertir nuestro acuario en un entorno mortal.

Y cuando estemos acabando con ellas, ¡cuidado!, las algas moribundas se descomponen por bacterias durante el consumo de oxígeno.

Las algas van a crecer si hay muchos nutrientes y luz. Por eso debemos usar los test para realizar un control, fijándonos especialmente en el fosfato y nitrato. El nitrato (NO3) y el fosfato (PO4) promueven el crecimiento de algas en el acuario, si se exceden los siguientes valores:

Nitrato: 5-10 mg / l Fosfato: 0.1 mg / l

Está comprobada que la relación fosfato y nitrógeno tiene una gran influencia en el crecimiento de algas.

Si desgraciadamente has sufrido una invasión de algas, tranquilo, podrás conseguir que desaparezcan pero no debes relajarte, cuando finalices el tratamiento pueden volver si no hemos llegado a averiguar la causa de su aparición.

Deja un comentario